¡Bienvenidos!
Marauder´s Map es un foro de rol basado en la exitosa saga de J.K Rowling "Harry Potter". Nos encontramos en el año de 1976, los merodeadores están en su sexto curso en Hogwarts y al parecer es el inicio de tiempo turbulentos. Lord Voldemort está levantando sus filas para la dominación del Mundo Mágico, donde dominará aquellos cuyo linaje sea puro. Muchos alumnos a favor de esta ideología han comenzado a atacar a sus propios compañeros, mestizos, hijos de muggles y traidores a la sangre. Al parecer Hogwarts ya no es un lugar tan seguro. ¿De qué lado estarás tú?
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Afiliación Albus Army {Élite}
Jue Mayo 16, 2013 11:03 am por Invitado

» Creative Frontier & [Confirmación]
Lun Mar 25, 2013 1:08 am por Invitado

» Petición de Personajes de la Saga
Miér Feb 13, 2013 7:14 pm por Alecto Carrow

» Marauders Time (NUEVO- canons libres) CONFIRMACION ELITE
Miér Ene 30, 2013 5:28 am por Invitado

» The New Glee Club / Foro Recién Abierto / Afiliación Élite
Mar Ene 22, 2013 10:19 am por Invitado

» Élite: Once Upon A Time {Cambio de botón}
Lun Ene 14, 2013 10:30 am por Invitado

» Burke Psychiatric Hospital | Foro Nuevo | Elite
Jue Ene 03, 2013 7:07 pm por Invitado

» Duda. Bueno, eso creo (?)
Jue Ene 03, 2013 3:22 pm por Andrómeda C. Black

» Little Black Christmas
Sáb Dic 29, 2012 10:33 am por Andrómeda C. Black

~000~ ~000~ ~000~ ~000~
Marauder´s Map ha sido configurado y codificado mediante el skin Samhain's Door, creado por Little Wonka para Source Code. Todos los derechos reservados. Para obtenerlo, pídelo directamente en el foro de códigos, ¡respeta el trabajo ajeno!
¡Muchas gracias!
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 60 el Vie Oct 07, 2016 10:57 pm.

Hagamos el mal | James Potter

Ir abajo

Hagamos el mal | James Potter

Mensaje por Sirius O. Black el Vie Dic 07, 2012 3:44 am

El Gran Salón, que junto con la sala común de Gryffindor, era ese lugar de donde solían surgir las ideas para futuras bromas y que por el contrario casi nunca era blanco de ellas. Si el comedor había quedado más o menos impune durante tanto tiempo era porque gastar una broma allí y no ser pillados parecía ser casi una misión imposible. Siempre había alguien o estaba cerrado a cal y canto. Sin embargo, aquel día Sirius había tenido una idea para entrar y otra mejor que gastar allí dentro. Simple, sí, pero estaba seguro de que con ella se estaría riendo por mucho tiempo. Y no solo por recordarla.

Había comentado su idea a sus amigos aquella misma mañana en el desayuno, les había contado todo, desde el primer paso hasta el último, y había esperado que todos se le abalanzaran encima diciendo cosas como: "Sirius, eres genial", "solo a ti se te ocurren planes tan estupendos", "estoy deseando ponerlo en práctica". Pero sin embargo Remus le respondió, como casi siempre, que aquello no estaba bien y que de nuevo se volverían a meter en problemas si lo hacían y, para su sorpresa, Colagusano dio la razón a su amigo. Así que con media tostada en la boca y cara de disgusto por no haber recibido la respuesta que él quería escuchar se giró hacia James, su última esperanza. Y en él sí que halló lo que esperaba encontrar: una respuesta afirmativa. Después de todo, James, como él, nunca se perdía una oportunidad de joder a los Slytherin y más si era en público. Y desde luego verlos a todos sentados en su sagrado banco sin poderse levantar de él era una broma que rozaba, pero mucho, el límite con la humillación. Y aquellos elitistas con aires de grandeza se lo merecían, empezando por su prima Bellatrix.

Y ahí estaba él, con la camisa remangada hasta los codos, varita en mano y su sonrisa inseparable de "me estoy metiendo en problemas y me gusta", esperando a que llegase su mejor amigo. Después de todo Sirius se había saltado todas y cada una de las clases de la mañana para poder preparar su plan perverso. Porque sí, podían hacer aquello usando magia y tenerlo listo en minuto y medio, pero era mucho más divertido si para hacer aquella broma pesada se tenía que transformar en perro, ir hasta Hogsmeade y apañárselas para conseguir el pegamento suficiente como para dejarlos a todos bien pegaditos en su sitio. La magia ya la usarían para evitar que se secase y su broma se quedase en "dar barniz a los bancos de Slytherin".

_________________
[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
avatar
Sirius O. Black
Estudiante Gryffindor
Estudiante Gryffindor

Curso : Sexto
Linaje : Pur@
Orientación Sexual : Heterosexual
Galeones : 6
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 06/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos el mal | James Potter

Mensaje por James C. Potter el Vie Dic 07, 2012 8:22 pm

Descansaba en la tranquilidad de la sala común, descansaba hasta entonces, porque Peter hizo su habitual entrada, ruidosa y alarmante. Miro por encima del hombro y dio un golpe en su frente cuando lo vio de bruces en el suelo -Pete amigo, debes tener mas cuidado- afirmo levantándose del sofá y ayudando a Colagusano a ponerse de pie. Sin embargo, el parecía no prestar mucha atención, solo preguntaba si había visto a Remus últimamente -ah de estar en la biblioteca, en clases o quizás con Sirius por allí- contesto pero este negó, confirmando haberlo buscado en cada lugar sin encontrarlo -eso puede solucionarse- musito James sacando el mapa del merodeador y apuntándolo, claro, no sin antes asegurarse que no había nadie mas cerca -juro solemnemente que mis intenciones no son buenas- musito con calma y golpeo su varita con suavidad en el pergamino, el cual comenzó a trazar el castillo rincón por rincón, alumno por alumno.

Comenzó a buscar y pasar partes hasta que lo encontró -en los pasillos del tercer piso, cerca del aula de encantamientos, junto a Lily... tal vez en su ronda de prefectos- menciono rápidamente y Colagusano salio disparado -espera Peter, que necesitas de el?- dijo alzando la voz, pero fue en vano, pues su amigo iba demasiado apresurado como para detenerse a escucharlo. Soltó un fuerte suspiro y entrecerró los ojos tomando unas galletas y comiendo mientras miraba el mapa. Sabia que había algo que no estaba recordando, pero tampoco sabia el que. Observo los rincones averiguando donde estaban y se pregunto por Sirius en ese instante, fue cuando lo vio en el comedor, miro la hora, aun faltaba para la comida y se le hacia estaño que el estuviese allí sino era para comer.

Fue entonces que callo en la cuenta, apunto el pergamino y susurro -travesura realizada- mientras salia rápidamente hacia el lugar para alcanzar a Canuto cuanto antes -Mierda, mierda, mierda- iba susurrando por lo bao mientras corría por los pasillos, suerte que conocía todos los atajos y pasadizos secretos, sino bajar escalera por escalera se hubiese hecho eterno. Entro corriendo al lugar y a lo lejos diviso a Sirius a quien alcanzo de inmediato -lo siento, me distraje- musito algo agitado y recupero un poco el aire luego de algún rato -y bien cual es la gloriosa idea Canuto?- cuestiono reflejando en su rostro interés y ganas de saber cual seria su siguiente travesura.
avatar
James C. Potter
Estudiante Gryffindor
Estudiante Gryffindor

Curso : 6° Curso
Linaje : Pur@
Orientación Sexual : Heterosexual
Galeones : 26
Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 05/12/2012
Localización : Por allí!... No me busques, a menos que seas Lily xD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos el mal | James Potter

Mensaje por Sirius O. Black el Sáb Dic 08, 2012 6:09 am

Sirius estaba casi en el borde de la desesperación. Había dejado todo lo que compró junto a la mesa de las serpientes, mirado y comprobado que todo estuviese listo y apunto; había salido al pasillo para comprobar que no se había levantado ninguna sospecha que indicase que algo se estaba tramando en el comedor y se había quedado sin nada más que hacer salvo esperar. Era consciente de que posiblemente su mejor amigo tuviese cosas que hacer; él mismo debería de estar en una clase en ese momento pero había decidido no ir, así que no podía echarle nada en cara por llegar tarde. Pero de todos es sabido que la paciencia de Black tiene una duración demasiado minúscula, del tamaño de una mota de polvo habían afirmado aquellos que lo conocían más de una vez, y a esas alturas ya se subía por las paredes. Literalmente. Sirius estaba subido a la mesa de los leones intentando saltar a la siguiente sin caerse, pero todo se quedaba ahí, lo intentaba. Así que cuando sintió como se abrió la puerta se paró en seco en el borde de la mesa y se giró con una excusa en la boca para ver quien era. Relajó los hombros y su expresión de yo no he sido se transformó en una de alivio en cinco segundos escasos.

Una sonrisa de oreja a oreja apareció en su rostro mientras saltaba de la mesa y se dirigía a donde estaba su amigo — Creí que iba a morir aquí del aburrimiento, y tu sabes, Cornamenta, que mi muerte no sería bien vista — bromeó mientras hacía señas a James para que lo siguiese hacia donde había dejado todo el material para su nueva broma. Broma que debería de dar que hablar por un tiempo y subir un poco más la reputación del grupo.

El mayor de los Black se plantó justo enfrente de donde había dejado el pegamento para dejar a todas y cada una de las serpientes bien pegadas en su querido y puro banco, y como quien vende una enciclopedia Sirius empezó a vender a Cornamenta su broma — Hoy, y por tiempo limitado, tenemos ante nosotros la broma que dejará a todos los Slytherin pegados al asiento — esbozó una sonrisa al pensar en el doble sentido de la frase y continuó —. Con material sencillo y económico podrás conseguir, si usas el encantamiento adecuado, que una vez sus ilustrísimas altezas de Slytherin coloquen sus nobles culos en el banco no se vuelvan a levantar — Sirius guardó silencio un instante. Ya se había aburrido de hablar así, como se aburría de todo lo demás —. Venga, Cornamenta, no me digas que no tiene que ser divertido ver como se intentan levantar del sitio pero no pueden. Imaginalos haciendo trabajo en equipo para llegar todos a la sala común. ¡Y enfrente de todo el mundo! — el moreno tenía en sus ojos grises aquel brillo que siempre aparecía cuando se relamía tan solo de pensar en lo que pasaría después de una broma.

_________________
[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
avatar
Sirius O. Black
Estudiante Gryffindor
Estudiante Gryffindor

Curso : Sexto
Linaje : Pur@
Orientación Sexual : Heterosexual
Galeones : 6
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 06/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos el mal | James Potter

Mensaje por James C. Potter el Sáb Dic 08, 2012 2:03 pm

Vio su expresión en la cara y se hecho a reír, sabia que Sirius podía ser cualquier cosa, menos inocente y mucho menos si trataba de travesuras. Negó con la cabeza, en su habitual expresión de incredibilidad -creo que exageras Canuto, nadie pretende que mueras o es que acaso serias capaz... ¿ Dejarías al mundo sin un Sirius Back? suena egoísta de tu parte ¿A quien molestaría yo sino?- cuestiono entre risas, sin dar crédito y exagerando con total dramatismo. Miro alrededor, aunque sabia exactamente para quienes iría la bromas, ni si quiera necesitaba preguntarlo, para confirmar que sus victimas eran los Slytherin's en su totalidad. Lo siguió hasta donde el señalo y vio toda su preparación. En cuanto comenzó la explicación James miro con total atención -bien planeado Canuto, un hechizo seria algo fácil para ellos, material muggle afectara sus culos- menciono entre risas viendo el pegamento.

Asintió con total acuerdo a sus palabras -interesante, demasiado...- musito mirando los bancos -sus nobles culos pegados a sus tronos por un buen rato, me parece bien, una obra majestuosa- menciono inflando el pecho y mirando a Sirius con orgullo, como si el le hubiese enseñado todo aquello, aunque según Remus, parecían gemelos, pensaban tan igual que aveces le asustaban -apuesto a que has pensado una buena firma, ya sabes algo como: Los señores Canuto, Cornamenta, Lunático y Colagusano les dan la bienvenida a su trono por el resto de sus vidas. Apuesto a que eso los aterrorizara- menciono entre risas -es malo darle crédito a Pete y Remus, pero si los merodeadores han de merecer un castigo luego, que sea para todos, nosotros por ser las brillantes mentes detrás del crimen y ellos por no acompañarnos... cobardes- replico mas tarde tomando algo del material entre sus manos y analizándolos con algo de curiosidad.

En cuanto menciono los siguiente alzo la mirada, como si su amigo acabara de leerle la mente y darle una brillante idea -sabes? si nos pillan seria una excelente excusa Canuto, diremos que estábamos promoviendo el trabajo en equipo entre los Slytherin's suena creíble, teniendo en cuenta que no se quieren ni a ellos mismos- musito asintiendo -incluso podríamos ayudarlos a llegar, ya sabes que coordinen al ritmo de "DERECHA, IZQUIERDA... A MOVER SUS TRASEROS! A ARRASTRARSE SERPIENTES!" seriamos de ayuda... a que todo Hogwarts se entere y claro a que "lleguen" a "salvo", algún día de sus vidas- musito con aquella típica sonrisa de medio lado luego de que se le corriese una brillante idea -le has avisado a tu prima cierto? no creo que ella merezca lo mismo que los demás y no creo que le agrade que su primito favorito le allá hecho eso... aunque tus "adoradas" primas Bellatrix y Cissy lo merecen- expreso entre risas -ah, sera extraordinario ver las caras de Lucius, Quejicus y Bellatrix queriendo nuestras cabezas en cuanto sepan quienes son sus anfitriones- dijo haciendo una ligera reverencia -y bien, cuando empezamos?- cuestiono esperando sus ordenes, para saber exactamente que hacer.
avatar
James C. Potter
Estudiante Gryffindor
Estudiante Gryffindor

Curso : 6° Curso
Linaje : Pur@
Orientación Sexual : Heterosexual
Galeones : 26
Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 05/12/2012
Localización : Por allí!... No me busques, a menos que seas Lily xD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos el mal | James Potter

Mensaje por Sirius O. Black el Dom Dic 09, 2012 6:02 am

El chico alzó una ceja y se encogió de hombros. A aquellas alturas de la vida Sirius tenía bastante asumido que sus caras de yo no he sido tenían la misma credibilidad que su virginidad. No obstante no perdía nada por intentar ver si colaba, había gente muy estúpida en el mundo — Yo también te quiero, Cornamenta — comentó burlón como respuesta —, pero tienes razón. Tu vida sin mí no sería lo mismo; bueno, y la de todos los demás — dejó escapar una carcajada para después ponerse a rebuscar entre las cosas. Cuando se había escapado para hacerse con todo el material, una cosa tan sencilla como comprar pegamento se había convertido en una misión imposible; primero porque tuvo que intentarlo tres veces para decir bien el nombre super glu; después porque solo a él se le ocurría querer cosas a lo bestia y lo que vendían era un cubo hasta arriba de pegamento. Sirius había supuesto que valdría con eso, abres la tapa y lo echas donde quieras, pero no, si lo hacías así lo único que conseguías era un pegote inamovible y el vendedor parecía estar pasándoselo en grande con él cuando le dijo que si no necesitaba comprar algo más. Una brocha; o dos. Para cuando Sirius salió de allí ya no tenía tan claro si lo que quería hacer era untar de pegamento un simple banco o hacerse una casa completamente al estilo muggle.
Por fin sacó lo que había estado buscando, la brocha — ¿Tú te crees que he tardado dos horas en saber para qué narices servía esto y cómo usarlo? — preguntó un Sirius indignado, agitando la brocha como si se tratase de su varita y estuviese intentando hacer un encantamiento sumamente difícil.

La sonrisa de Canuto se ensanchó cuando su mejor amigo le dio su aprobación como buena broma, no esperaba menos de él después de todo una broma era una broma y más si iba dirigida a cierto sector de Hogwarts en particular. Dejó la brocha sobre la mesa y se cruzó de brazos un momento negando con la cabeza — Lo de la firma te lo dejo a ti; no sería lo mismo si lo he pensado yo todo — contestó. Aunque en realidad su respuesta completamente sincera debía de haber sido algo como Claro que he pensado en ello, pero lo que mejor quedaba era "Los Merodeadores os desean un feliz descenso" y estaba claro que con semejante plan entre manos no iban a firmar con una cosa tan cutre como aquella —. El que Lunático y Colagusano salgan es una obligación, casi me quedo con ganas de que nos pillen solo para que ellos paguen por dejarnos abandonados. Donde va uno, van los demás.

Sirius podía saborear ya la escusa perfecta cuando James cayó en la cuenta de lo que él había dicho antes sin darse cuenta. Mentes brillantes, excusas brillantes. Y cuando su amigo empezó a decir cómo sería el asunto Sirius ya estaba en el suelo muerto de la risa, aunque no literalmente, claro — Esa sería una experiencia digna de contar, el día en que los Slytherin perdieron toda su dignidad — Black movió las manos por encima de su cabeza como si ante ella estuviera apareciendo el título que tendría aquel relato. Sin embargo la sonrisa de Sirius desapareció en el mismo momento en que James mencionó a su prima Andrómeda. No, no se lo había dicho y tenía que hacerlo sin que ninguno de su casa, y sobretodo sus hermanas, se enterasen de aquello — Mierda — fue lo único que el moreno dijo en voz alta —. Tendré que ir a buscarla en cuanto terminemos con esto e inventarme una buena escusa. Pero eso para después, ahora... — se dio media vuelta y se puso a escarbar de nuevo entre las bolsas, dando a James un cubo de pegamento y una brocha, después el cogió otro cubo y la brocha que había dejado sobre la mesa —, ahora vamos a hacer que el trono de las serpientes su cubra de su ponzoña, no puede quedar ni un hueco sin cubrir — el chico abrió la tapa y hundió el pincel dentro para empezar a cubrir el banco — Por cierto, Cornamenta, sí que conoces el encantamiento para hacer que la cola aguante húmeda más de cinco minutos ¿verdad? — después de todo en la magia de esa broma recaía la parte más importante ya que de poco serviría haber estado gastando su tiempo para que después, cuando se sentaran, no ocurriese nada.

_________________
[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
avatar
Sirius O. Black
Estudiante Gryffindor
Estudiante Gryffindor

Curso : Sexto
Linaje : Pur@
Orientación Sexual : Heterosexual
Galeones : 6
Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 06/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos el mal | James Potter

Mensaje por James C. Potter el Miér Dic 12, 2012 11:46 am

Escucho las palabras de Sirius y se hecho a reír -lo se Canuto, es imposible no quererme- confirmo con diversión -ahora déjate de pavadas y cuenta hombre... por cierto, sigo prefiriendo a Lily, no eres mi tipo- recalco con gracia y rió nuevamente mas tarde, eso era la bueno de encontrarse con Sirius, había tanta confianza que a veces hasta el sospechaba que no fuesen la misma persona en cuerpos distintos -huele ah... ego por las nubes... Black- musito entre risas, haciendo referencia a su apellido como si fuese una obligación para los que llevaran dicho apellido ser egocéntricos, en parte eso lo incluía, después de todo su madre también era una Black. Miro el objeto y ladeo la cabeza -mi madre tiene uno de esos, pero mas pequeños, los utiliza para pintar o algo así- musito aun mirando la brocha, aunque esta superaba el tamaño de los que el conocía -dos horas? Sirius, tu falta de inteligencia me sorprende a veces, teniendo tantas chicas a tus pies no podrías haber conseguido alguno que te lo explicara en menos de dos minutos?- cuestiono entre risas -admítelo, necesitas de mi mente brillante en ocasiones- concluyo con una sonrisa orgullosa mientras inflaba el pecho.

Escucho aquello y asintió -tienes una buen punto... esta bien, tengo algo en mente- dijo tomando su varita y dibujando un par de cosas al aire, un simple hechizo que seria revelado a la hora de dicho saludo. Miro pensativo al final y luego bajo la varita -hecho- confirmo sin decir que era exactamente lo que había puesto allí -por cierto, que castigo crees que sigue en la lista de McGonagall?- cuestiono James con curiosidad, ya que recordó que la profesora los había castigado tantas veces ya, que con la intención de no repetir ningún castigo para ver si aprendían del ultimo había llegado a la conclusión de elaborar una lista, aunque este par por mas castigo severo que tuviese no aprendía la leccion jamas, pues volvían a realizar bromas una y otra vez, por algo eran conocidos como el terror de Hogwarts y su fama debía mantenerse, mas ahora que ya solo le quedaban dos años para dejar una huella en Hogwarts de por vida. Asintió a sus palabras -deberíamos darles su merecido, que clase de amigos son?... en las buenas y en las malas, en las bromas, incluso enfermedades- musito James con total seguridad -abandonarnos así- dijo negando luego, fingiendo sufrir por ello -ya pensare algo para que paguen esos dos- sentencio al final.

Vio a Sirius desplomarse por el suelo a pura carcajada y se encogió de hombros de inmediato para luego reír -el mismo día en que James Potter y Sirius Black se ganaron los aplausos de todo Hogwarts- concluyo señalando a los lados como si imaginara a cada alumno aplaudiendo sus fechorías -suena demasiado bien- finalizo luego. Asintió a las palabras de Canuto luego -que clase de persona eres?- cuestiono con fingido drama -sabes que el resto lo merece, incluso tu hermano, pero ella esta fuera del rango "Slytherin's de culos reales"- informo entre risas mas tarde -elabora una buena idea Canuto, no puedes decirle la verdad a Meda, ya sabes, lo prefectos deben cumplir su trabajo y no tengo ánimos de un castigo hoy en día, tengo planes- sentencio asintiendo mas tarde. Miro a Sirius y tomo los objetos que le pasaba -y bien? como funciona?- cuestiono mirando ambas cosas con curiosidad. Siguió los pasos de su amigo untando la brocha en el tarro, luego de haberlo abierto claro y desplazando la brocha por el banco luego. En cuanto Sirius pegunto James sonrió con orgullo nuevamente -estas hablando con un maestro en encantamientos para bromas- dijo con total autoridad -acaso creíste que no lo averiguaría? me decepcionas Canuto- dijo negando luego -por supuesto que se el hechizo, no te dejaría todo el crédito a ti- expreso mas tarde y saco la varita -es mas, perfeccione el hechizo, el pegamento aguantara fresco hasta que alguien lo toque... en cuanto eso suceda, el hechizo se desvanece y quedan pegados- expreso y movió su varita hacia los potes y los lugares del banco donde ya había pegamento -listo, puedes comenzar Canuto, nada de esto sera un desperdicio de tiempo- finalizo con una ligera y picara sonrisa cómplice.
avatar
James C. Potter
Estudiante Gryffindor
Estudiante Gryffindor

Curso : 6° Curso
Linaje : Pur@
Orientación Sexual : Heterosexual
Galeones : 26
Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 05/12/2012
Localización : Por allí!... No me busques, a menos que seas Lily xD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hagamos el mal | James Potter

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.